Inspiracionalmente existe gracias a que alguien tuvo una gran idea; ¿habrá sido gracias a un sueño, un viaje, una terrible historia? No estamos seguros. Pero fue una gran idea y queremos compartirla. Creemos que la inspiración y la creatividad son grandiosas cuando se juntan, y sabemos que el talento se encuentra en todos los rincones de este mundo; así que nos hemos dado a la tarea de encontrarlo. Estamos en busca de ideas que toquen fibras y aceleren corazones. Ideas que inunden ojos, penetren oídos y muevan mundos. Que cuenten historias fantásticas, y a su vez reales. Pero sobre todo, que inspiren otras mentes.

Una terrible idea

Una terrible idea

Hay ideas buenas, malas, terribles, bellas o sublimes qué cambian con el tiempo, en gran medida, depende de qué tanto valor e importancia le damos a ciertas cosas, pensamientos o ideologías. No importa el tiempo o la era en la que se viva, siempre cambiamos de ideas y sobretodo, de valores.

Un chiqui-ejemplo: No tiene mucho tiempo que la humanidad le empezó ha dar más valor a la ciencia.

Tomaré el tema de la ciencia y el arte porqué algunos personajes modernos creen que no tienen ninguna relación, para esto me iré un poco atrás en la historia para “justificar” de manera muy tosca cómo observamos una parte del mundo hoy en día.

En el siglo XIX durante el romanticismo surgió una idea terrible. Muchos especialistas considera que fue una de las etapas del desarrollo del arte que más basura moral y mental dejó. Entre muchas cosas, se dijo que la ciencia era dura, fría, seca y absolutamente desprovista de toda emoción humana, en pocas palabras; inhumana y destructiva. En cambio el arte era visto como bueno, bello y constructivo. La realidad es que muchas técnicas del arte han sido usadas como métodos de propaganda, un ejemplo, fue la ideología Nazi, ya que promovió una de las ideas más ruines, destructivas e inhumanas en la historia de la humanidad.

En la actualidad muchas de las mejores herramientas del arte se utilizan para vaciarle la cabeza a la gente con mucha porquería que vemos en los medios de comunicación masiva.

En conclusión: Ni el arte está desprovista de maldad ni la ciencia de sentimiento.

Share this Story

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

El Contenido

Facebook

140 de inspiración

Acerca de


Estamos en busca de ideas que toquen fibras y aceleren corazones. Ideas que inunden ojos, penetren oídos y muevan mundos. Que cuenten historias fantásticas, y a su vez reales. Pero sobre todo, que inspiren otras mentes.