Inspiracionalmente existe gracias a que alguien tuvo una gran idea; ¿habrá sido gracias a un sueño, un viaje, una terrible historia? No estamos seguros. Pero fue una gran idea y queremos compartirla. Creemos que la inspiración y la creatividad son grandiosas cuando se juntan, y sabemos que el talento se encuentra en todos los rincones de este mundo; así que nos hemos dado a la tarea de encontrarlo. Estamos en busca de ideas que toquen fibras y aceleren corazones. Ideas que inunden ojos, penetren oídos y muevan mundos. Que cuenten historias fantásticas, y a su vez reales. Pero sobre todo, que inspiren otras mentes.

Una idea realmente loca

Una idea realmente loca

El universo parece ser de todos los fenómenos accesibles a nuestros sentidos humanos, el más lejano, el más inmutable y el más cercano a los dioses. Todas las cosas de la tierra parecen cambiar, algunas con demasiada lentitud cómo las montañas, qué con el paso del tiempo se van desgajando con la lluvia y pueden cambiar su aspecto. El mar a veces parece estar furioso y otras veces pacífico. Nosotros como individuos vivimos nada en comparación con el universo o incluso con la historia misma de la humanidad, después nos desvanecemos y literalmente nos hacemos polvo. Por otro lado, las estrellas siempre estarán ahí. La humanidad creía que esta idea era absoluta hace no mucho tiempo. Hace tan solo 4 largas vidas humanas.

Quizá por esas “razones” la conclusión más lógica que sacaron fue que el universo era eterno e inalterable y por lo tanto distinto a todo lo que podemos ver aquí en la tierra. Con base en esas fantasías se fueron creando ideas que a su vez se convirtieron en doctrinas que a su vez sirvieron de base para la estructura social de todo el planeta. Si nos ponemos un poco exquisitos, podemos observar que había una referencia directa o indirecta a los cielos para tratar de justificar todo el sistema político de esa época. Hoy nos rigen otras concepciones. Simplemente, cambiamos de ideas.

Pero como en todas las historias siempre hay un valiente, héroe o villano. La primera persona en querer cambiar todo esto de manera profunda y publicar una idea lo suficientemente bien fundamentada y en el ambiente correcto para que esa idea prendiera en la mente de la sociedad humana. Fue Nicolaus Copernicus, obvio en Latín (quizá un poco de mame).

Nicolaus Copernicus se tardó muchísimo en publicar su libro, entre otras cosas, porque se ponía demasiado exquisito y perfeccionista, ¡ah! y también porque sabía que se iba armar la gorda, en serio, era 1533, no tenía mucho que habían descubierto América. El asunto era muy singular.

Cuando su obra vio la luz. El ambiente cultural en Europa era muy volátil. ¿Quizá cómo hoy?

Pero la férrea autoridad civil en donde las bases eran totalmente religiosas, se estaban desmoronando poco a poco. Comenzaba un movimiento político minoritario y como todos esos movimientos pequeños pero sólidos, se vuelven “radicales” dirían unos. El movimiento era simple y estaba basado en hacer ciencia (La ciencia no solo se trata de un simple matraz), significa tener un método para lograr un fin, incluso en cualquier industria moderna.

Cabe aclarar que el problema de aquella época era más político y no tanto religioso, era ver si había una base real defendible de los protestantes vs. los católicos sobre cómo debía llevarse una sociedad. Como las bases de ambas eran más filosóficas y tenían que ver con el papel del cielo y de la tierra en el universo. Y cualquier persona o comunidad que quería cambiar esa perspectiva, automáticamente se convertía en una piedrita en el zapato.

Pero basta de ponernos exquisitos y a lo que truje chencha. Copérnico comenzó a inspirar la idea de que a lo mejor el mundo era muy diferente a como se lo imaginaban en ese entonces. Y que de alguna manera nuestro mundo se podía reconfigurar y que nuestra perspectiva del planeta podría cambiar de manera profunda estudiando entre otras cosas, al universo de manera sistemática. Esto inspiro a Galileo a seguir con el trabajo y a su vez, a más y más mentes que a la larga, se siguen sumando.

En teoría, con cada generación debemos aprender algo más, algo seguro sobre todas las industrias en las que la mente humana está involucrada, que es prácticamente todo lo que conocemos. El talento de una persona de hoy, puede empujar un poquito más allá los límites de nuestra ignorancia. Se podría verificar que cada paso que se dé, sea razonablemente seguro. Repito, en todas las industrias.

3fbd25047b98c2cfdc1e22ea07bb4375

Share this Story

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

El Contenido

Facebook

140 de inspiración

Acerca de


Estamos en busca de ideas que toquen fibras y aceleren corazones. Ideas que inunden ojos, penetren oídos y muevan mundos. Que cuenten historias fantásticas, y a su vez reales. Pero sobre todo, que inspiren otras mentes.