Inspiracionalmente existe gracias a que alguien tuvo una gran idea; ¿habrá sido gracias a un sueño, un viaje, una terrible historia? No estamos seguros. Pero fue una gran idea y queremos compartirla. Creemos que la inspiración y la creatividad son grandiosas cuando se juntan, y sabemos que el talento se encuentra en todos los rincones de este mundo; así que nos hemos dado a la tarea de encontrarlo. Estamos en busca de ideas que toquen fibras y aceleren corazones. Ideas que inunden ojos, penetren oídos y muevan mundos. Que cuenten historias fantásticas, y a su vez reales. Pero sobre todo, que inspiren otras mentes.

La caja que se resiste a morir… o cambiar

La caja que se resiste a morir… o cambiar

Imagina que eres el rey del mundo, literalmente, y llevas varias décadas con salud, dinero y amor. Te sientes joven y rebelde, no te estás haciendo más viejo. Sabes lo que le gusta de ti a toda la gente y te adoran por tu fama de estrella, tu glamour y tu creatividad chespiritesca. No eres solamente una cara bonita o la voz de la gente; también tienes influencia en casi todos los medios: el político, el religioso y el empresarial. Amigos que te respetan, te admiran y te temen al grado de apoyarte cuando haces declaraciones donde llamas a tu público jodidos, muertos de hambre e ignorantes. Seguro de esto, has adquirido un poder faraónico sobre la gente y sus gobiernos, eres el principal proveedor de los muy romanospan y circo. Pasan las generaciones y las modas y a ti no se te mueve un cabello, digamos que los demás, simplemente, no cuentan con tu astucia.

Ahora imagina que de un día para otro todo esto se acaba, porque sencillamente ya no cabes en el trono. ¿Lo peor de todo? no tienes idea del porqué, del cómo, ni del cuándo.

Esta es la historia actual de la televisión abierta, que de ser el rey del tablero, con alfiles y torres políticos y empresarios, llegó a la saliente del precipicio empujado por millones de personas que simplemente no quieren saber nada de ella. Aunque Nielsen IBOPE la sigue teniendo en la cima de sus gráficas como el medio con mayor penetración y atención, basta preguntar a cualquier persona en un rango de edad de los 18 a los 35 ¿cuánta televisión ve? la respuesta será, con toda seguridad -nada o casi nada-. Digamos que, lo que no menciona la empresa de investigación es que el rango de edad de los consumidores de TV abierta se encuentra entre la población senior y está desapareciendo poco a poco debido al curso natural de la vida. Otro punto a tomar en cuenta es que el grueso de su audiencia pertenece a clases socioeconómicas que simplemente han dejado de comprar los productos que podían pagar las desmesuradas tarifas. Así, mientras el presidente de contenidos de la televisora más importantede habla hispana pareciera seguir convencido de que internet es una especie de moda pasajera como otras tantas, que han pasado sin pena ni gloria, el principal negocio de la televisión abierta en México se desmorona poco a poco y de forma inevitable.

La pregunta es ¿por qué está sucediendo esto que parecía impensable hace dos décadas? aunque existen una infinidad de respuestas, revisemos unas cuantas: La primera y más evidente es la absoluta falta de contenido en toda la barra de programación de las televisoras.

Repeticiones infinitas de conceptos que fueron relevantes en otros tiempos (pero ahora ya no), programas de varias horas que literalmente no tratan de nada, cuyo contenidomás relevante son videos extraídos de internet que atentamente ven y aplauden un pánel de al menos 6 personas, refritos de calidad muy pobre de concursos que han sido un éxito en otros países, noticieros con una línea sumamente marcada en los que nadie cree y la transmisión frenética de eventos deportivos de relleno que resultan poco atractivos a la mayoría. La segunda razón es el hecho de que la televisión abierta no ha encontrado la forma de comunicarse con el grupo millenial, es decir, los jóvenes de entre los 20 y 30 años de ninguna forma, ya que utiliza un lenguaje pobre y sumamente artificial, ahí es donde las televisoras literalmente han perdido la brújula, ya que los millenials usan un lenguaje hiperbólico y casi idéntico al de la red. ¿Cual ha sido el esfuerzo de la televisora que se jacta de tener unos de los portales de internet más importantes del mundo? detectar estrellas de las redes sociales y tratar de meterlos a la fuerza en su formato. Un formato tradicional, gazmoño y profundamente conservador, limitando a personajes que han cobrado fama por ser reaccionarios, irreverentes y libres en plataformas como Youtube o Vine, ¿el resultado? un desastre que no cumple con ningún objetivo comercial o de mercadotecnia. Y finalmente el máximo talón de Aquiles de las televisoras: el uso de equipo, personal y valores de producción antediluvianos. Pareciera que la filosofía de la televisión es gana mucho sin invertir nada. Y cualquier persona con mínimo conocimiento de negocios sabe que para sacarle hay que meterle, ya que es mezquino y estúpido pretender reciclar todos los elementos con los que se hace televisión sin que esto se vea reflejado en el producto final; se reutiliza personal, equipo, procesos, escritores y obviamente fórmulas, como la de la muchacha pobre que se enamora del rico y al verse despreciada se convierte en millonaria irreconocible (como si el dinero pudiera cambiar la fisonomía y refinar los modales con solo poseerlo) para vengarse de él golpeándolo con el látigo de su desprecio.

Sin título

Parece mentira que estos grandes visionariosque dirigen las televisoras, no puedan tener la inteligencia mínima (o debería decir humildad) de voltear a ver a su competencia, la que les está arrebatando el negocio, las plataformas que se atreven a arriesgar invirtiendo cantidades muy importantes en recursos técnicos y humanos de primer nivel. ¿Quién podría imaginarse a personajes como Woody Allen, Los hermanos Wachowski o Quentin Tarantino dirigiendo televisión? buenolas nuevas plataformas, ya sea de televisión cerrada o digitales que hacen TV con recursos de cine y más. Invierten para obtener productos de un nivel extraordinario, basta mencionar House of Cards, Sense 8, Game of Thrones o cualquier otra serie cuyos objetivos principales son entretener y deslumbrar. Podemos mencionar también el universo de contenidos audiovisuales que existen hoy en internet. Definitivamente la atención cambió de pantalla.

¿Qué hacen mientras las televisoras en su desesperadointento por recuperar audiencia? lo menos lógico, lo más barato, que es: llevar sus contenidos inexistentes a internet. ¿Qué tipo de infrahumano se imaginan que quiere ver Sabadazoen internet? con los millones de productos espectaculares al alcance de un click.

Desafortunadamente, la forma de hacer televisión, no va a cambiar, la miopía institucional y la soberbia de personas a las que nadie les puede enseñar a hacer televisiónes más fuerte que cualquier dato duro y esto está resultando en la ruina del medio. Así que usando su propia jerga destructora del lenguaje; que no digan después que los mexicanos no les dijieron.

2910faf29dd295695014980838084d43

Share this Story

Related Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

El Contenido

Facebook

140 de inspiración

Acerca de


Estamos en busca de ideas que toquen fibras y aceleren corazones. Ideas que inunden ojos, penetren oídos y muevan mundos. Que cuenten historias fantásticas, y a su vez reales. Pero sobre todo, que inspiren otras mentes.